,

RELAJARSE: PORQUÉ Y CÓMO SABER HACERLO

¿Porqué aprender a relajarse?

Vivimos en un mundo acelerado, con rutinas y compromisos constantes en el que es habitual no prestarnos a nosotros mismos la atención suficiente y encontrar los momentos para pararnos y enfrentar la vida con una perspectiva calmada, sin agobios o prisas. Pero además de esta hay muchísimas razones para aprender a relajarse: multitud de enfermedades (cardiovasculares, disfunciones gastrointestinales, dolor de cabeza, hipertensión…) tienen como factores predisponentes el estrés y la ansiedad; también porque el estrés afecta a nuestro estado de ánimo, disminuye nuestra autoestima y a la forma de relacionarnos con los demás…
En la actualidad la relajación es una de las técnicas psicológicas más demandadas por su gran capacidad para ayudarnos a reducir el estrés y la ansiedad. Al emplear la relajación conseguimos la reducción de la activación general de nuestro organismo, con claros beneficios para nuestra salud (física y psicológica). Es por todo ello que aprender técnicas de relajación puede ser un recurso útil para mejorar nuestra calidad de vida, en la medida en la que puede ayudarnos a:
– Reducir el nerviosismo, ansiedad y estrés.
– Reducir dificultades para dormir y mejorar la calidad del sueño.
– Aliviar la tensión muscular y ayudar en el manejo del dolor.
En definitiva a entrenar un estilo de vida más sereno y calmado que permita un afrontamiento diferente del día a día.
Si aún no has conseguido aprender a relajarte, aquí tienes la oportunidad de comenzar a cuidarte a través de un taller de dos sesiones en el que aprenderás diferentes técnicas de relajación para poder aplicar en momentos difíciles.

¿Cómo aprender a relajarse?

Resulta muy difícil relajarse y acceder al auto-control del cuerpo y la mente sin entrenamiento específico. Algunas actividades han demostrado su eficacia en distintos ensayos clínicos. Otras no tanto. Técnicas basadas en la relación mente-cuerpo como el yoga y el  tai-chi han demostrado su eficacia reduciendo la ansiedad en distintos ensayos, incluso, con resultados superiores a las benzodiazepinas. Frente a ellos, el tan de moda Mindfulness, no tiene una evidencia científica tan contundente en el control de la ansiedad. Como alternativa a todas ellas, está la terapia cognitiva que, hoy por hoy, es una alternativa tan sólida como el tratamiento farmacológico para el control de la ansiedad. Eficaz ¡incluso por teléfono!

El estrés y la ansiedad son los males más prevalentes de la sociedad occidental del siglo XXI. ¿Porqué no aprender a dominarlos?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *