TENDINITIS

La tendinitis es una de las causas más frecuentes de consulta al reumatólogo. No siempre resulta sencillo tener claro  ¿Qué es un tendón? y ¿Qué es una tendinitis?

Los tendones son la parte del músculo más vulnerable a la tracción y, por tanto, la que más se irrita o inflama cuando se abusa de ellos. Esta inflamación se llama tendinitis  y se caracteriza por engrosamiento y desestructuración del tendón. Llevada a su expresión máxima, la tendinitis puede ocasionar la rotura total o parcial del tendón.

Atendiendo a su causa, la mayoría de las tendinitis tienen un origen mecánico por sobreuso o abuso. Pero conviene recordar que no todas las tendinitis son de origen mecánico. Hay tendinitis infecciosas como, por ejemplo, en la gonococcemia. Las hay también autoinmunes, como las que acompañan a la artritis reumatoide u otras enfermedades articulares afines. También pueden verse tendinitis secundarias a depósito de microcristales, como ocurre en la gota. Esta aclaración es muy relevante porque existe la creencia general, entre los profesionales sanitarios, de que todas las tendinitis son mecánicas. Este empecinamiento siempre es un obstáculo para conseguir éxitos terapéuticos y la mejor manera de favorecer la cronicidad y perpetuidad del problema.

Atendiendo a su evolución, las tendinits, pueden ser agudas o crónicas. Las tendinitis agudas, suelen ser autolimitadas y ceden en poco tiempo con reposo y (ocasionalmente) anti-inflamatorios. Casi siempre son de origen traumático y, aunque dolorosas, son un problema que tiene buen pronóstico. Las tendinitis crónicas son muy distintas y, por líneas generales, son farragosas, latosas y difíciles de curar. Es un problema clínico que se infravalora por el paciente, que convive con ellas amoldándose a las limitaciones que le van provocando. Este conformismo retrasa su diagnóstico, empeorando el pronóstico y alargando el tiempo de recuperación.

Ante una tendinitis que se prolonga más allá de 3 semanas, se debe acudir a un especialista que diagnostique su origen y siente las bases del tratamiento, optimizando al máximo los recursos terapéuticos.

Tratamientos

  • Factores de crecimiento.
  • Punción seca
  • E.P.I (Electrolisis Percutánea Tisular)